Glucógeno

“El glucógeno es un polímero ramificado de glucosa (hasta 55000 unidades) unidas por enlaces glucocídicos α1:4 y α1:6 en torno a una proteína central, la glucogenina” (1).

Una de las principales funciones de la alimentación es contribuir a restablecer las reservas de glucógeno muscular, que es la que permite que el musculo esquelético tenga energía para realizar movimientos (contracciones y estiramientos) (2) (3).

El glucógeno es también el almacén de glucosa principal para el organismo, almacenándose unos 400 g en músculos y unos 100 g en el hígado, permitiendo controlar la glucemia en sangre, la sensibilidad a la insulina, procesos contráctiles y aerofágicos, y la degradación proteica (2).

Aparte de ser el principal almacén de glucosa, constituye el principal sustrato energético para la contracción/estiramiento muscular, incrementando su importancia conforme aumenta la intensidad del ejercicio. Produce 6,3 moles de Adenosina Trifosfato (ATP) por mol de O2 (Oxigeno) al ser oxidada frente a las grasas que producen 5,6 moles (3).

“Todas las rutas metabólicas de los hidratos de carbono se reducen a la degradación (rutas catabólicas) de la glucosa (glucólisis) o del glucógeno (glucogenólisis), o a la formación (rutas anabólicas) de glucosa (glucogénesis) o glucógeno (glucogenosíntesis)” (3).

El poder realizar actividades físicas con un alto grado de intensidad esta regulado por la tasa de metabolismo aerobio (consumo de oxígeno) de una cantidad de energía procedente de hidratos de carbono y grasas (4).

El consumo de oxigeno se origina en la mitocondria al transformar las grasas y los hidratos de carbono en ATP, este proceso aumenta la acidosis muscular y la fatiga evidenciadas por la acumulación de lactato (4).

Bibliografía

  1. Pérez-Guisado, J. (2008). Rendimiento deportivo: glucógeno muscular y consumo proteico.  Medicina de l’Esport43(159), 142-152.
  2. Mata-Ordoñez, F., Grimaldi-Puyana, M., & Sánchez-Oliver, A. J. (2019). Reposición del glucógeno muscular en la recuperación del deportista. SPORT TK-Revista EuroAmericana de Ciencias del Deporte8(1), 57-66.
  3. Peinado, A. B., Rojo-Tirado, M. A., & Benito, P. J. (2013). El azúcar y el ejercicio físico: su importancia en los deportistas. Nutrición hospitalaria28, 48-56.
  4. Coyle, E. F. (2013). Regulación Fisiológica del Rendimiento en el Maratón. PubliCE Standard.

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.