Introducción

Es indudable que el mejor alimento para un bebe de hasta unos 4 meses será la leche materna como justifica Gómez Gallego et al. (2009), Salazar et al. (2009) y Velázquez Velassi, B. (1999). Este último, en su artículo afirma que mediante la lactancia exclusiva materna se confiere un grado de protección importante al recién nacido, tanto frente a las infecciones gastrointestinales como respiratorias, dándose también las mejores condiciones para un crecimiento y desarrollo adecuado.

La alimentación es un proceso que influye de manera directa en el adecuado desarrollo del niño Gorrita Pérez et al. (2016), en las primeras etapas de vida es fundamental el uso de la lactancia materna, pero esto se convierte en un dilema determinado por los deseos, aptitudes y conocimientos de la madre, aunque en mayor medida están condicionados por factores socioeconómicos y culturales.

Estos factores motivan a la madre a suplantar la leche materna por otros alimentos no tan adecuados alterando de esta manera su digestión, Velázquez Velassi, B. (1999). En consecuencia, disminuye la succión y el estímulo neuroendocrino para la producción de la secreción láctea.

Metodología

Se ha realizado una investigación documental, es decir, se ha recopilado información ya existente sobre un tema o problema.

Se han utilizado 6 documentos para su realización. Estos han sido buscados en bases de datos, Google Schoolar, Pubmed y Dialnet.

Leche materna como alimento funcional

Teniendo en cuenta que la leche materna es un alimento natural, debido a su procedencia, se puede decir que teniendo en cuenta su composición lo podemos catalogar como alimento funcional debido a su efecto potencialmente positivo en la salud del bebe, promoviendo una salud optima y ayudando a reducir el riesgo de padecer enfermedades.

Mas allá de ser un alimento es un fluido vivo y cambiante, capaz de adaptarse a los diferentes requerimientos del niño a lo largo del tiempo modificando su composición y volumen Salazar et al. (2009). La composición de este fluido es dinámica y obedece a mecanismos de regulación neuroendocrina, Macías, S. M. (2006).

Aunque aún no se han descifrado todas las propiedades de la leche materna, Gorrita Pérez et al. (2016), su uso en la lactancia es indiscutible.

La leche materna es un alimento complejo y está compuesta por todos los nutrientes necesarios por él bebe en su paso por todas las etapas de lactancia, lípidos, glúcidos, proteínas, agua, vitaminas, minerales, así como de hormonas y otros factores bioactivos, Macías, S. M. (2006).

Conclusiones

Aun cuando fuese factible su imitación de todos sus componentes, no se podría lograr que la interacción entre ellos fuese igual que la natural, de modo que tampoco se podrían conseguir los mismos efectos en el organismo, Macías, S. M. (2006). La leche materna no solo aporta componentes nutritivos sino también factores bioactivos necesarios para el desarrollo infantil.

El conocimiento acerca de los componentes funcionales presentes en la leche materna y el efecto que tienen en el organismo la convierten en un elemento imprescindible, único e inimitable, Gómez Gallego et al. (2009)

La calidad de la leche materna en cualquiera de sus fases la convierte en el alimento más adecuado para el desarrollo del bebe, su diversa composición y los procesos que conlleva la alimentación del bebe mediante este maravilloso liquido lo hacen un alimento perfecto más allá de la categorización de alimento funcional.

Bibliografía

  1. Puertas, E. C., Herrerías, I. H., & Herrero, M. P. (2014). Componentes bioactivos de la leche materna: el mejor alimento funcional. Alimentación, nutrición y salud, 21(1), 11-17.1
  2. Gómez Gallego, C., Pérez Conesa, D., Bernal Cava, M.J., Periago Castón, M.J., & Ros Berruezo, G.. (2009). Compuestos funcionales de la leche materna. Enfermería Global,
  3. (16) Recuperado en 02 de diciembre de 2021, de http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S169561412009000200020&lng=es&tlng=es.
  4. Velázquez Velassi, B. (1999). La lactancia materna. Revista de la Facultad de Medicina, 4(4).
  5. Gorrita Pérez, Remigio Rafael, Ortiz Reyes, Daniurkys, & Alfonso Hernández, Lázaro.
  6. (2016). Tiempo de lactancia materna exclusiva y estructura familiar. Revista Cubana de Pediatría, 88(1) Recuperado en 02 de diciembre de 2021, de http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S003475312016000100006&lng=es&tlng=es.
  7. Salazar, Scarlet, Chávez, Mervin, Delgado, Xiomara, & Eudis Rubio, Thamara Pacheco.
  8. (2009). Lactancia materna. Archivos Venezolanos de Puericultura y Pediatría, 72(4),
  9. 163-166. Recuperado en 02 de diciembre de 2021, de http://ve.scielo.org/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S000406492009000400010&lng=es&tlng=es.
  10. Macías, S. M., Rodríguez, S., & Ronayne de Ferrer, P. A. (2006). Leche materna: composición y factores condicionantes de la lactancia. Archivos argentinos de pediatría, 104(5), 423-430.

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.