El primer objetivo de la nutrición es la adquisición de energía para hacer frente al día a día, buscando un estado optimo del sujeto y su supervivencia.

Con la evolución de la sociedad la nutrición se ha visto desarrollada exponencialmente en busca de una mejor calidad y mayor esperanza de vida teniendo en cuenta variables como la satisfacción personal o el estado emocional (1).

Cuando hablamos de nutrición debemos tener en cuenta dos factores. Macro y micro nutrición.

Con esta división, se agrupan los nutrientes principales o macronutrientes (lípidos, hidratos de carbono y proteínas) y los nutrientes minoritarios o micronutrientes (vitaminas y minerales) (2).

Para tener y mantener una buena salud será imprescindible el consumo de alimentos que contengan las cantidades necesarias para abastecer nuestras reservas que permitirán un estado optimo del organismo.

Bibliografía

  1. Agüero, S. D., Cañete, N. G., D’Ardaillon, F. P., & Johns, P. C. (2015). Asociación de la ingesta de macro y micronutrientes con calidad de vida en adultos mayores. Nutrición Hospitalaria31(6), 2578-2582.
  2. Alonzo, A. M, Marcelo, N. E, Peréz, B. A, López P. S. y Haeussler, R. (2012). Guías Alimentarias para Guatemala. Tritón imagen & comunicaciones. Gobierno de Guatemala.
  3. Berciano, S., & Ordovás, J. M. (2014). Nutrición y salud cardiovascular. Revista española de cardiología67(9), 738-747.
  4. Otero Lamas, B. (2012). Nutrición

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.