En nuestro grupo, hemos estudiado cómo se afecta la percepción en pacientes con daño en el lóbulo frontal.

Los daños en esta zona del cerebro producen graves alteraciones en el comportamiento. Estos pacientes se vuelven desinhibidos, no controlan su comportamiento, pueden ser más obscenos, etc. Todos estos déficits están bien descritos en la literatura, creyéndose hasta el momento que otros procesos cerebrales más básicos, como la percepción visual, estaban intactos en estos pacientes.

Nuestro grupo de investigación reclutó a un grupo de pacientes con lesiones en el lóbulo frontal del cerebro. Estos pacientes realizaron una serie de tests neuropsicológicos y tareas de ordenador que medían sus capacidades perceptuales. Se les realizó también una resonancia magnética para cuantificar sus daños cerebrales tanto en la sustancia gris del cerebro (los cuerpos de las neuronas) como en la sustancia blanca (las conexiones entre neuronas). Nuestros resultados mostraron que estos pacientes mostraban alteraciones perceptuales, especialmente si se dañaba una estructura conocida como la corteza dorso-lateral y un haz de fibras que conecta el lóbulo frontal con el lóbulo parietal. Estos resultados tienen importantes aplicaciones clínicas para el tratamiento de estos pacientes y para las intervenciones quirúrgicas que puedan afectar a la integridad de estas regiones cerebrales.

 

Para saber más: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0028393218303518

Deja un Comentario

avatar
  Subscribe  
Notificar