Por Marta Ruiz Sánchez

“Se me permitía ser imperfecta y eso valía, eso era correcto”. La artista que rompe con lo estipulado, Nathy Peluso, es actualmente una referente para las nuevas generaciones. A través de su música, rompe tanto con cánones musicales, sociales, como estéticos, para dar paso a la diversidad, aportando visibilidad, respeto y aceptación a los distintos colectivos sociales.

Pero ¿Quién es Nathy Peluso y por qué está teniendo tanta repercusión?

Natalia Peluso Milano nació el 12 de enero de 1995 en la provincia de Luján en Buenos Aires. Como comenta en varias entrevistas, en programas como ‘La resistencia’ ‘los 40 principales’, desde pequeña ha estado en contacto con diferentes géneros musicales, dice que sus padres no le ofrecían canciones infantiles, sino que escuchaba todo tipo de música, artistas como Ella Fitzgerald, Ray Charles, así como a grandes representantes del folklore musical como Joao Gilberto, están bastante presentes en su música, de hecho, en su canción titulada ‘Mafiosa’, incluye un verso donde exclama: “¡Te amo Gloria!”, agradeciendo así a la propia Gloria Estefan su legado musical dentro de este himno de empoderamiento femenino inundado de ritmos latinos inspirados en la salsa.

Su carácter nómada la llevó a desarrollarse en diversas regiones españolas. Para ella siempre ha sido muy importante la relación con el público, mostrarse como humana y no como diva, compartiendo sus debilidades, aunque también sus fortalezas, todo esto le permite entablar un contacto más estrecho con su público, a día de hoy reforzado por redes sociales como Instagram, donde comparte con sus seguidores información sobre lo que la rodea, tanto en su proceso de composición, experiencias en diferentes conciertos, como en diferentes aspectos de su vida cotidiana.

Actualmente reside en Barcelona, y como comentaba al principio todo esto influye en cómo se desenvuelve musicalmente la artista, justificando su afinidad por el jazz y los ritmos elegantes y sofisticados (música de su infancia) que ha sabido fusionar con las influencias de hip-hop y la música urbana del momento, creando un estilo propio a través de la experimentación y la fusión.

Tras verla en concierto, personalmente considero que su éxito proviene de su pasión por la música, lo que la lleva a entregarse por completo, ir tras la originalidad (tanto musical como teatral) desacreditando la validez de lo aceptado socialmente en cada composición, proporcionando otra perspectiva que aporte una mayor visibilidad a esa parte de la sociedad que no se sienten identificados con lo normativo. La importancia recae en sus letras, reflejando valores como la humildad, sinceridad, amor y pasión, siempre con la garra que la caracteriza. “Es mi parte más humana llevada al arte y por eso creo que triunfo. Lo hago sincero, con amor y respeto por la música. Mi pretensión es aportar a la música y creo que por eso se siente ese feeling revolucionario’’

En cuanto su forma de componer, parte de un material cotidiano, orgánico como son las necesidades básicas que todos sentimos como por ejemplo el agobio, el hambre “La cuestión es encontrar la manera de hablar de lo que nos representa día a día desde un punto más orgánico, más natural, más humano, no tan preestablecido ni estético. La movida es coger lo que nos interesa y llevarlo a nuestro campo. Yo lo llevo al mío.’’

Pretende hacerse escuchar por lo que es y busca desmontar lo que se supone que vende o se consume, porque si todos seguimos ese parámetro, no se evoluciona, es por ello por lo que elige apostar por aquello que la identifica, aunque sea diferente. En relación con esto, dice que la sociedad ha cambiado su forma de consumir, propia de un modelo capitalista, donde todo se consume de manera efímera, a nivel económico, social y cultural, y que eso genera una mayor ansiedad a la hora de crear en los artistas, llevando a que los artistas se vean obligados a aumentar su producción, aunque no vaya siempre ligado a la calidad musical. Dice que es importante que cada artista se comunique con su público, que hay que regalarle el tiempo que se merece a la música que hacemos, que queremos compartir, y que tanto esfuerzo nos ha causado.

 

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *