Por Jesús Postigo Gámez

“La Musique”, c.1939 – Henri Matisse.

Desde los orígenes del género instrumental, la guitarra clásica, y al igual que en gran parte de la Historia de la Música, el papel de la mujer ha pasado por desapercibido en muy gran medida. A día de hoy, podemos afirmar que aunque el interés historiográfico en la música de guitarra estuvo centrado en lo masculino la presencia femenina en este instrumento fue muy prolífico tanto a nivel interpretativo (más aceptado) como en el compositivo.

 

Anteriormente al origen de la especialidad ya encontramos figuras muy importantes femeninas que se convirtieron en hitos para una musicología positivista y lo más importante y principalmente, para la música en sí (ejemplo, desde Hidelgard von Bingen, s. XI, hasta Clara Schumann, s. XIX). Pero es cierto que organológicamente la guitarra, como la vihuela o el laúd no obtuvieron el mismo peso que otros competidores como el piano pero si encontramos figuras muy destacables (María de Medici (1575 – 1642), o Magdalena Casulana (crca. 1540), ambas grandes laudistas). Asimismo, esta razón no es justificación para distanciar las figuras y el repertorio femenino que se realizó, que al igual que las diferentes estéticas, en una posición de arbitrariedad masculina, las cuales poseen la creatividad y la inspiraron necesaria para la producción de un inmenso catálogo de obras preciadas, impulsando la técnica educativa e interpretativa de los diferentes estilos y dotando una excelencia y habilidad innata a un instrumento supeditado al hombre.

 

Para estudiar la cuestión femenina en la música para guitarra clásica podemos diferenciar por un lado aquellas materias correspondientes a la composición y por otro lado los temas o asuntos interpretativos. Para analizar la producción de obras para guitarra (o/e instrumentos de la misma familia, de cuerda pulsada) debemos remitirnos a los archivos y a las fuentes primarias (partituras, por ejemplo) de las propias compositoras, que gracias a la musicología positivista y al auge de las investigaciones en las últimas décadas de este campo cada vez existen más recopilaciones y base de datos de aquellas desconocidas para la Historia de la Música. Destacamos una base de datos de reciente creación, Women Composers Database for Guitar, del “Archiv Frau und Musik” (Frankfurt, Germany). Esta recopilación de compositoras e intérpretes históricas así como de reciente auge goza con más de 700 mujeres entre sus investigaciones y aumenta cada vez más, que tras un análisis de trabajo encontramos figuras tan importantes como las de Maria Rodrigo (1888-1967), con su obra Coplas de España, compuesta para Andrés Segovia y clasificada como una de las primeras obras escritas por una mujer para guitarra. Teresa Borràs i Fornell (1923-2010), Cinco danzas, op. 7, o Carmen Farré de Prat (1900-1985), Billiken (vals) op. 5., ambas figuras muy destacables, como todas las demás dentro del catálogo y por aquellas mujeres que el destino fue injusto, fueron grandes compositoras y tuvieron oportunidades que otras infortunadamente no pudieron conseguir. Por ejemplo, Borràs estudió piano, guitarra y composición en el Liceo de Barcelona, mientras que Carmen Farré tuvo como profesor a León Farré Duró, amigo incondicional de guitarristas como Segovia, Tárrega o Emilio Pujol.

 

Finalmente, destacamos algunas figuras femeninas dentro de la interpretación guitarrística a lo largo de la historia, como lo son Rosa Gil de Bosque (1930), discípula de grandes maestros clásicos y poseedora del título de la primera mujer catedrática de guitarra del Conservatorio de Valencia, o María del Carmen Julia Manteca Pascual Pérez y Gómez, la cual recibió clases de Regino Sáinz de la Maza, y obtuvo los títulos de guitarra y composición en el Conservatorio Superior de Madrid, grabando durante su vida profesional multitud de discos así como ha recorrido gran parte de Europa y otras partes del mundo con sus conciertos como África o Japón, llegando a tocar en sitios tan prestigiosos como el Carnegie Recital Hall de Estados Unidos en 1971. No nos debemos olvidar tampoco del contexto latinoamericano, igualmente productivo, destacando Argentina y Venezuela, y muy rico en la combinación de estéticas, como Margarita Gachitegui (1895-?), María Otermin (?-1931) o Maud Metcalfe (1909-?).

 

Videos de interés:

Carmen Farré de Prat. Billiken. https://www.youtube.com/watch?v=hY0YENzHCMc

Rosa Gil. Evocación Romántica. https://www.youtube.com/watch?v=9kX0byA-Atg

Teresa Borràs i Fornell. Zapateado, Op 7.https://www.youtube.com/watch?v=GR4Uk4IS83U

Bibliografía:

  • Guevara, E. (2018)La Mujer y la Guitarra, Un recorrido por su historia. Revista Tempo. [en línea, recuperado de http://revistatempo.co/noticias/3217/ , consultado 3 noviembre 2021].
  • Prat, D. (1934) Diccionario de Guitarristas, Diccionario de instrumentos, luthiers y guitarristas. Casa Romero y Fernandez, Barcelona.
  • Gonzalez Ribot, Mª José, Gutiérrez Dorado, P., Marcos Patiño, C. (2008) Catálogo de compositoras españolas. En: Compositoras españolas. La creación musical femenina desde la Edad Media hasta la actualidad. Centro de Documentación de Música y Danza, Madrid.
  • Herrera, F. (2004) Enciclopedia de la Guitarra. Biografías, Danzas, Historia, Organología, Té Piles, Editorial de Música, Valencia.

Interacciones con los lectores

Comentarios

  1. Excelente artículo! Por desgracia, como se ha comentado en otras entradas del blog, tradicionalmente se suele relacionar a las mujeres con unos instrumentos musicales concretos y a los hombres con otros, algo que debería cambiar. Esta entrada es muy apropiada para visibilizar a la mujer en el mundo de la guitarra, además se han utilizado varias fuentes diferentes, demostrando que sí podemos encontrar información sobre este tema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *