Por Mariana García Rojas

 

 

La dimensión textual en la música popular urbana posee un rol determinante dentro de los contextos sociales y culturales en los que se manifiesta. El lenguaje es capaz de transmitir valores, ideologías, estilos de vida, creencias, emociones… Es por ello que el análisis del mensaje implícito en las canciones populares resulta más que interesante a efectos de comprender la sociedad occidental actual.

En los años 80 surge el Reggaetón, género que ha suscitado bastante polémica en torno a sus letras y su baile. Con el tiempo, los medios de comunicación han acentuado la popularización de este género, contribuyendo en la influencia de él en la vida de los adolescentes.

Una de las influencias en sus letras, es la sexualidad, que tapa la parte moral y ética. Además, esto fomenta que los jóvenes formen una opinión sobre los tabúes sociales, buscando unas normas, y unos valores, que se vean reflejados en su identidad. Las consecuencias a tener en cuenta, son la privación para que puedan ser sujetos autónomos, disminuyendo la capacidad de autoconciencia, capacidad adaptativa, capacidad autocrítica…

Toda música es una forma de transmisión de ideologías compartidas por muchas personas, en este caso el reggaeton transfiere la discriminación, en este caso, a las mujeres. También nos encontramos con los modelos, que son las convicciones sociales y personales, y en este caso,  uno de los modelos que transmiten es que la mujer es un objeto sexual, indefenso, manipulable…

Para poder indagar un poco más en todo esto, vamos a analizar la siguiente canción: Plan B, “Por qué te demoras”(https://www.letras.com/plan-b/1858549/). El título es una pregunta dirigida a una persona que desea sexualmente a otra pero que aún no se ha lanzado. La canción trata de un hombre que le dice a la mujer que le atrae, que él sabe que a ella también le gusta él y que deben aprovechar para mantener relaciones sexuales, cosa que no sucede al principio. Él sigue insistiendo, y le pide que no les haga caso a sus amigas y que se entregue a él. La mujer, al principio no acepta, como ya hemos dicho antes, pero acaba dejándose llevar por el deseo. Se puede observar como está enfocada en el sexo, no al acto sexual en sí, sino más bien al deseo.

 

En el texto, se pone en paralelo a la mujer con un animal, en concreto una culebra, lo cual es peyorativo y nos permite ver los dos pilares de este género: la infravaloración hacia el sexo femenino, y los prototipos mentales guiados por el machismo. Es importante añadir, que el término culebra quiere decir dilemas, deudas y otros puntos negativos. Como acabamos de decir, se nos presentan unos modelos mentales machistas, en el cual la mujer es un símbolo sexual y, además, aunque sea haga la “difícil”, cae en el juego sexual.

El nivel léxico de la canción es muy simple y limitado, haciendo uso constantemente de palabras típicas de este género, y en un momento del doble sentido. En definitiva esta canción tiene las siguientes características: uso de lenguaje coloquial y predominio de rasgos del discurso oral (como por ejemplo las repeticiones, frases inacabadas, oraciones cortas y sencillas). Además, mezcla el español con palabras en inglés.

Rubén Gómez asegura “que la música es un producto socio-cultural, pues al mismo tiempo que es un medio de comunicación al constituir una manifestación artística contribuye a la construcción social de una realidad”. (Penagos Rojas, 2012, 297).

¿Existe una doble moral cuando se baila y se canta reggaetón? No y sí. No, porque la moral va mucho más allá de eso. Y sí, porque es verdad que el feminismo es un movimiento cada vez más latente, pero al analizar este tipo de letras, no lo aparenta, pues en ellas se utilizan adjetivos que cosifican a la mujer. Por otra parte, puede ser que como vivimos en una sociedad a la que todo el mundo le parece gustar ese tipo de canciones, la escuchamos, simplemente y únicamente para que no nos dejen de lado por miedo a no ser partes de algo, o que la gente no nos acepte como realmente somos. Otro punto a discutir, es que si las letras son una representación de la sociedad en la que convivimos, significa que hay mucho machismo interiorizado, puede que incluso más de lo que pensamos, pero nos cuesta aceptar que ciertas actitudes sigan en pie a día de hoy.

Sí que es verdad, que es un género que está empezando a cambiar en cuanto a las letras, debido a que cada vez hay más mujeres dentro de este género, pues antes parecían no tener ningún tipo de cabida en este mundo. Esto permite que cada vez haya más letras que reivindican el empoderamiento de la mujer, rompiendo con todos los estigmas impuestos sobre ellas.

Es incierto decir el futuro de cualquier género musical, y más en una sociedad de consumo tan dinámica. No obstante, la influencia que imponen los mensajes de algunas de las letras del Reggaetón en nuestro comportamiento y en el de nuestro entorno, nos otorga una responsabilidad crítica en la forma en que consumimos este tipo de música.

 

BIBLIOGRAFÍA 

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *