Por Carmen María Moral López

Imagen de Isaac Flores

“¿Quiénes somos y cómo deseamos ser vistos por los demás? ¿Cómo nos vemos a nosotros mismos? ¿Qué esconde la máscara? Y, por extensión, ¿qué esconden nuestras máscaras?” Con estas preguntas Woolman Family intenta cuestionar lo que somos las personas realmente y ampliar nuestro punto de vista.

El creador de esto es el Sr. Woolman, que surge en 2005 pero, a partir de 2017, se reproduce naciendo la Woolman Family. Estos siguen la misma intención que su creador. Para el Sr. Woolman no existe los prejuicios y hace que nos enfrentemos a ellos para cuestionarnos qué hay detrás de las máscaras al igual que las nuestras. Saca todo de contexto llegando a parecer absurdo.

El principal sustentador de la familia sería el Señor y señora Woolman, y no son dos personas distintas, es una misma persona que está casada consigo misma y que lleva a su cargo una familia “patrimatriarcal”. Luego hay distintas personas dentro de la Woolman Family que se encargan en la vestimenta. Cada uno tendría un rol distinto en la familia.

Esta Woolman Family, como bien dice su nombre, es una familia de Artistas Travestis Activistas (A.T.A) originada en Barcelona. Su objetivo principal sería poner en cuestión la credibilidad de la apariencia externa (Álvaro Piñero, 2019). Debido a esto, ocultan sus rostros y sus cuerpos para que no sepamos su identidad, es decir, si es hombre, mujer, u otra cosa. Por lo tanto, ellos son los que eligen su propio género.

La finalidad que persiguen es romper con los estereotipos, además de concienciar sobre la apariencia exterior, y de este modo ponerlo en cuestión. Esta particular familia, participa en eventos musicales donde hacen performances, reivindicando temas sociales como la violencia de género, que continúa estando de actualidad en pleno siglo XXI. También gracias a Isaac Flores, mediante las fotografías que publica, intenta que podamos recapacitar sobre el concepto de la violencia de género, en definitiva, sobre género.

Igualmente, la Woolman Family deambula por las calles de Barcelona reivindicando la libertad de expresión. Además, a las personas las refiere como “seres humanos” sin apariencia ni etiqueta. Eso sería lo único que existiría: los seres humanos, sin razas y sin fronteras personales.

De otro modo, también participan en otros eventos musicales haciendo performance con diferentes fines, desde cantar contra la violencia de género hasta destruir las etiquetas que la sociedad ha impuesto. A continuación, podemos ver un ejemplo de lo que hacen rompiendo las barreras del género:

Hacen una crítica a través de estas performances haciendo referencia a las “barreras” que las personas interponen. Ante esto pone en manifiesto distintas preguntas para que recapacitemos. Entre las críticas que manifiestan se encuentran la homofobia, la censura del arte, la violencia de género y violación entre otras.

Algo muy característico que debemos destacar, es que cambian las palabras. Ellos añaden una “O”, y una a “A” a todas las palabras que tienen género. Por ejemplo, en palabras como “nosotros”, ellos dirían o escribirían “nosotroas”, “elloas”, “vosotroas” o “todoas”. Por lo tanto, ellos hablan con ese tipo de vocabulario para no dejar a nadie indiferente, ya que todos somos iguales y así no hay distinción.

Tras todo esto, las personas los siguen acribillando en redes sociales faltándoles el respeto sin conocerlos, tratándolos de enfermos y delincuentes y, además, juzgándolos por su apariencia, confundiendo la máscara que llevan puesta con ser psicópata.

En el siguiente video podemos ver cómo se destapa y nos muestra los prejuicios, pero… mejor dejamos la explicación para que cada uno la valore como bien le parezca.

En definitiva, hace que nos preguntemos… ¿Quiénes somos realmente?

Deja un Comentario

avatar
  Subscribe  
Notify of