Si no se cuenta con el soporte hardware necesario, o simplemente se prefiere delegar en un tercero la pesada responsabilidad del mantenimiento de un sitio web, y así poder centrar los esfuerzos en el contenido y su organización, lo ideal es contratar los servicios de una empresa de hosting. En esta caso se presentan siempre […]